Amor, dulce amor: Cómo sobrevivir a una ruptura

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Experiencia Personal

sweethearts

La primera vez que probé los sweethearts tendría unos 8 años y estaba en Arizona. Desde entonces están en mi Top-10 de cosas poco sanas que me encantan comer.

Tiempo de lectura de este post: 4-7 minutos.


Todos hemos vivido algún que otro desengaño y a todos de alguna u otra forma nos han dado una bofetada imaginaria al ver como quien amábamos, pasó de nosotros. El otro día, en un comentario, una chica me pidió que hablara sobre las rupturas y me puse a pensar.

Soy una de esas personas que les gusta San Valentín, que puede levantarse a las 5 de la mañana simplemente para ver a su chica antes de que se vaya a trabajar o que gastará el poco dinero que tiene en poder convertir el cumpleaños de ella en algo especial. Eso quiere decir que cuando pasan de mí, y lo han hecho más de una vez, es como si me dieran un puñetazo en el estómago cada mañana, tarde y noche en la que me acuerdo de ella. Aun así, tras tantos puñetazos en el estómago decidí poder sobrevivir a las rupturas. Y cuando yo decido hacer algo, no descanso hasta poder conseguirlo.

El día de la ruptura

Hablo de sobrevivir y no de superar una ruptura porque para mi es cuestión de supervivencia. Después de una ruptura quedo mental y físicamente fuera. No hay quien me reconozca y durante algún tiempo soy más un zombie que una persona. Es por eso, que en mi caso, es más una cuestión de supervivencia que de superación. Y no me refiero a esas rupturas de chicas que me parecían geniales, hablo de esas rupturas de chicas de las que estaba enamorado.

1- Verbalízalo. Llama a un amigo, a tu hermana o a quien sea y dile que acabas de romper con quien sea. En cuanto yo lo hago hay siempre algo en mi que se relaja. Sigo estando igual de mal pero hay algo en mi interior que se tranquiliza. Ya no es un peso que tenga que llevar yo solo, ya es algo en lo que me pueden ayudar.

2- Guarda todo en una caja. Hoy va a ser el peor día de todos, pero es necesario. Coge una caja y guarda todo lo que te recuerde a tu pareja. Yo tengo muy buen recuerdo de las chicas con las que he estado, pero eso no significa tener que vivir rodeado de sus cosas. No. Sus cosas están en una caja como recuerdo de lo que pasamos juntos. Una vez lo superes, ya podrás verlas de nuevo, pero hasta entonces nada.

3- Olvida la venganza. Utilizar a otra persona para olvidar a tu pareja es la forma más rápida de hacerlo pero es poco ético. Sobretodo por tu expareja, que le sustituyes a la primera de cambio. Si realmente quieres superar una relación puedes buscar a otra persona (o quedarte solo) pero que nunca sea por venganza. La venganza es algo imbécil y ser imbécil es lo último que te interesa en momentos como estos.

4- Deja la mierda de lado. No me gusta torturarme como a muchos. Por lo que escribí un artículo sobre dejar la mierda de lado y apostar por el chocolate (es una metáfora). Si no lo has visto, tienes que verlo.

La mañana siguiente de la ruptura

Ya has pasado el primer día y te levantas sabiendo que estás sin pareja. A partir de ahora y durante algún tiempo puede pasar de todo: que tu pareja vuelva, que tu pareja te evite, que tu pareja te proponga una relación abierta, que tras algún tiempo tu pareja quiera volver, que pase de ti y la veas todos los días… A mi me ha pasado de todo así que te diré lo que yo recomiendo hacer en cada situación. Por cierto, esto también se refiere a si eres tú quien ha dejado a tu pareja por alguna razón que hace que por un lado quieras volver y por otra sepas que no funcionaría.

Tu pareja quiere volver. Por lo que sea tu pareja se da cuenta que se ha equivocado y que quiere volver. Si realmente te crees lo que dice y es una buena persona y sobretodo, si te apetece, dale otra oportunidad. El orgullo no sirve de mucho en una pareja. Eso sí, si vuelves con tu pareja es para estar mejor, no para estar peor. Si la sospecha, el miedo a que te deje, o cualquier otro motivo, hace que pases más tiempo sufriendo que disfrutando no merece la pena.

Tu pareja quiere una relación abierta. Por respeto a mi mismo no acepto estas cosas. Si estás conmigo estás conmigo. Si quiero estar en una relación abierta lo haré con una amiga, y por diversión, y no con alguien de quien estoy enamorado. Al menos a mi me consumiría por dentro y creo que al resto también. Si lo haces para no estar solo, ya hablé de esto en otro artículo.

Tu pareja ni se acuerda de ti o quiere que seáis amigos. Si tu pareja era todo para ti y ahora ni se acuerda o quiere que seáis amigos empieza lo difícil. El pasar página es la parte complicada del asunto y la única forma que he encontrado es buscando algo que te encante hacer. Hablo mucho de esto, e incluso tengo una serie de vídeos en Youtube hablando de ello porque es fundamental. Si tienes una pasión, si tienes algo que realmente te guste hacer podrás sobrevivir a cualquier ruptura. Sin embargo, si estás todo el día recordando a tu pareja y no tienes nada que te motive, entrarás en un círculo vicioso.

Te encuentras a tu antigua pareja todos los días. Putada. El primer error es tener una pareja de tu trabajo, clase o lugar donde pasas mucho tiempo. Pero una vez hecho, tienes que apechugar. Aquí no hay solución posible más que normalizar las cosas. Eres una persona adulta, eres una persona madura, así que aguanta el chaparrón. Si estás en el trabajo céntrate en el trabajo, si estás en clase céntrate en clase, si estas en donde estés céntrate en donde estés. No te dejes llevar por los sentimientos durante el tiempo que estéis juntos o al final no te centrarás en tu trabajo/estudio/lo que sea. No es algo fácil, pero es algo obligatorio. Aguantar, aguantar y aguantar. Eso sí, luego debes contarle a alguien de confianza como te sientes. Si lo guardas dentro de ti, antes o después explotarás.

Retazos:

¿Te ha sido útil?. Por favor hazme saber en los comentarios sobre qué te gustaría leer más.

No es el fin del mundo. Los sentimientos hacen muchas veces que te sientas fatal si te dejan o si dejas a alguien que quieres mucho. Piensa que hay otras etapas de tu vida, otros aspectos, que también son muy importantes y que completan tu vida. Una pareja es una parte de tu vida, no toda. Y sí es toda, debes empezar a ampliar horizontes.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.