Caida

Creado por Vic Blázquez

La regla 369

Este blog funciona diferente a cualquier otro

este blog sigue la regla 369

¿Cómo funciona?

Léelo al medio día.

6 mín.

tierrados
02_sol_black
02_sol_black
02_sol_black
03_luna_black
tierrados
tierrados
03_luna_black
replay

Míralo al despertar.

3 mín.

Escúchalo al dormir.

9 mín.

Este es un lugar diferente. Para que cada día tengas motivación debes aplicar mi regla secreta: la regla 369. Todos los días tendrás un vídeo de 3 minutos, un artículo de 6 minutos y un audio de 9 minutos. Si los ves en el momento justo te garantizo que tendrás motivación para conseguir lo que quieras.

mediodia

al despertar

3 mín.

Los vídeos han sido diseñados para que los veas nada más despertarte. Cada vídeo dura exactamente 3 minutos y son el punto de partida para aumentar tu motivación. Si cada día ves tu vídeo de motivación y lo sigues haciendo durante semanas, te aseguro que tu motivación no bajará.

33% completado
01_ama_black

al medio día

6 mín.

Cada artículo está escrito eligiendo con cuidado cada una de sus palabras. La misión es que mientras comes, llegas a casa o estás en una pausa al medio día te motives para afrontar la tarde. Por eso solo necesitas 6 minutos. Aprendes algo nuevo, te motivas y consigues lo que quieres.

66% completado
01_noche_section

al acostarte

9 mín.

La noche es el mejor momento para poner en orden todas las ideas. Cada noche tendrás 9 minutos conmigo donde te garantizo que voy a dar lo mejor de mí para que tú puedas sacar lo mejor de ti. Es el último paso así que, si lo haces cada día, estarás mucho más cerca de la motivación total.

99% completado
amanecer

al despertar

3 mín.

Caida
78688
al medio dia

al medio día

6 mín.

Bienvenido al documento escrito y sellado de Caída. Aquí encontrarás todo lo necesario para que tengas motivación las próximas 24 horas. Si es la primera vez que lees un documento de motivación, reserva 6 minutos y disfruta de la experiencia.

01 La verdadera caída que tuve y lo que me afectó

He tenido varios momentos negros en mi vida pero el más fuerte fue el último que tuve en abril. Para entender ese, hay que entender los anteriores.

Con 10 años recibí un puñetazo en el estómago de otro compañero de clase. También me tiraban del pelo, me echaban arena y se metían conmigo. No era un niño que sufría bullying, pero esa fue la primera vez que me sentí desplazado. Y ese sentimiento no me gustaba para nada.

Después de ese momento han pasado todo tipo de cosas pero siempre me he sentido desplazado. No he encajado en clase, en el trabajo, con la gente… No encajar no significa que fuese un mártir o estuviera marginado. Pero había cosas que me gustaban que a ellos no, había gracias que hacían que no me hacían gracia a mí y quería dedicar mi tiempo a lo que otros no querían dedicarlo. Y, todavía entonces, no me gustaba ese sentimiento.

El sentirme desplazado hizo que me viera como alguien diferente y si era diferente podría hacer cosas diferentes. La parte positiva y por lo que me alegro ahora es que eso hizo que no me sintiera mal por no estudiar. O que no me sintiera mal por pasar las tardes leyendo en vez de saliendo a jugar al fútbol. Sin embargo eso también hacía que tuviera otros hábitos no tan buenos como pasar días sentado sin hacer deporte, beber poca agua, dormir a horas raras o no comer fruta. Quise transformar el sentirme desplazado por ser diferente. Y no sentirme mal y sentirme satisfecho.

Mientras eres adolescente tu cuerpo lo aguanta todo, y mi cuerpo lo aguantaba todo. Pero según pasó el tiempo empecé a andar raro. Si me ves por la calle vas a ver que ando raro. Los médicos no saben por qué es pero mi teoría es que los músculos se han deteriorado. Puede que te lo cuente muy a la ligera pero es algo que me preocupa de verdad. Ando raro, me duele al andar y muchas veces tengo que descansar porque no lo soporto más.

Sin embargo esa no fue mi caída. Mi caída vino después y fue más grande. Ha sido el momento que peor he pasado y por el que más ha cambiado mi forma de pensar. Un miércoles de abril me desperté con un dolor fuerte en el costado. Me fui a duchar y cuando salí casi no me podía mover. Nunca, nada, me había dolido tanto como ese dolor que sentía en ese momento.

Acabé hospitalizado con una vía en el brazo y con sueros y medicamentos cada 4 horas. Yo estaba nervioso y no me gustaba nada estar ahí. Nunca el tiempo se me ha pasado tan despacio como esos días en el hospital. Pasó un día y ahí estuve. Pasaron dos días y ahí estuve. Pasaron tres días y ahí estuve. Al final volví a casa pero eso lo cambió todo.
En aquel entonces ya no tenía novia, ya no tenía amigos, ya no tenía fuerzas. Estaba literalmente solo y era una soledad dolorosa. No me gustaba nada estar donde estaba en ese momento pero me sirvió para cambiar por completo muchas cosas de mí. Me fui de casa, cambié mi alimentación, volví a darme cuenta que la motivación era lo más importante y que tenía que volver con todas mis fuerzas. Sin esa caída me hubiera quedado en la mediocridad sintiéndome peor poco a poco.

Durante ese tiempo de soledad, de dolor, de levantarme para ir a trabajar y volver para dormir, me sentí fatal, los días fueron eternos y no encontraba una solución. Lo bueno de esa caída es que al bajar tan rápido y tan abajo quise subir rápido y cuanto más arriba mejor.

Caer fue malo pero, fue una caída necesaria.

02 Hablar de los fracasos no es necesario, pero…

Pero hay algo muy bueno en analizar las cosas que te han pasado. Todo lo que haces te da lecciones. Pueden ser lecciones positivas o negativas pero todo sirve siempre para algo. Yo he tenido errores de todo tipo. Y me he enfadado, sentido mal, llorado, gritado y peleado. Me he sentido feliz, triste, contento, ridículo, y me he arrepentido de muchas cosas.

Un día me propuse hacer mi propia lista con algunos errores que he tenido y que no entiendo cómo los cometí en su momento. Y es lo que provocó que quisiera hacer este vídeo.

03 El reto para antes de que acabe el día

No quiero que escribas en un papel tus errores en el reto de hoy. Hoy quiero que me mandes un mensaje. Porque quiero que esto sea mucho más personal entre tú y yo. Quiero conocer uno de tus errores, igual que yo he compartido errores míos. Elige el error que quieras, cuéntamelo como tu quieras y escribe lo que has aprendido tras cometerlo.

Leas esto cuando lo leas, sí, los mensajes los voy a recibir. Que no te corte el pensar que escribes tarde, o que ya no me interesa. Sí que me interesa y espero tu respuesta.

01_noche_section

al acostarte

9 mín.

Este audio está diseñado para antes de dormir

simplemente escucha y descansa

Escucha este audio también desde tu móvil.