Cómo dar una buena primera impresión

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Mejora Personal

fotos

¿Ves la diferencia?.

Tiempo de lectura de este post: 4-7 minutos.

Durante cuatro años tuve que dar buenas impresiones casi a diario. No es que me importara más o menos si no que lo tenía que hacer quisiera o no. Trataba con gente nueva cada día y tenía que caerle bien a esa gente. Al final, de tanto conocer gente, de tanto dar besos y estrechar manos y de tanto intentar aprobar o ligar he tenido que aprender a dar una primera buena impresión. Y no te engañes, dar una buena impresión no se basa en engañar a la otra persona mostrando ser alguien que no eres. Se basa en mostrar quien eres para causar una buena impresión.

Todos tenemos cosas malas, todos tenemos cosas que no mostramos y todos estamos más guapos arreglados que con pijama a las siete de la mañana. Sin embargo algunos le saben sacar partido y otros no. Nuestra misión es saberle sacar partido y mostrar quienes somos de verdad.

Caer bien a la gente en dos décimas de segundos es posible

La universidad de Yale ha demostrado que el cerebro tarda dos décimas de segundo en saber si alguien le cae bien o mal. Su forma de vestir, de caminar, de hablar, de mirar, de transmitir, de ser o incluso el color de pelo o el tipo de nariz hace que el cerebro encasille a las personas de una u otra forma. Por ejemplo, alguien que siempre viste con ropa negra será encasillado por tu cerebro como alguien gótico y por tanto tendrás una impresión de él antes de que hable. Veamos como te pueden encasillar en el lugar adecuado.

1. Viste de acuerdo a quien eres. No hace falta ser alguien de una tribu urbana para saber como vestir. Si eres una persona sencilla viste sencillo, si eres una persona presuntuosa viste presuntuoso, si te gusta lo caro viste caro. Seas como seas tienes que poder mostrarlo con tu ropa. La moda triunfa porque es una forma de mostrar quien eres sin decirlo.

2. Viste de acuerdo a dónde estas. Puede que seas alguien sencillo pero no vas a vestir igual en una boda que yendo al gimnasio. O puede que seas alguien que le guste vestir caro pero quizá no sea lo mejor cuando vas a visitar a gente que lo está pasando mal. Esos detalles son los que marcan la diferencia entre unos y otros. Esa sensibilidad real de mostrar qué piensas o qué sientes con tu ropa es lo que diferencia a los que caen bien de los que no.

3. Sonríe. Tienes que ser alguien alegre. Alguien que la gente quiera conocer porque se sienta bien a tu lado. Eso sí, las risas falsas se notan. Alégrate de verdad de conocer a alguien que te presentan. Si estas nervioso, si tienes miedo o si crees que algo va a salir mal lo vas a arruinar todo. Mi truco en esos casos es pensar en alguien que me cae muy bien y hacer como si le sonriera a él.

4. Mira a los ojos. Conectar con la otra persona es fundamental. Nada de mirada de loco, nada de mirada que da miedo y nada de mirada rara. Si le hablas, le miras siempre. Si te habla, le miras cuando él te mire.

5. Que sea tu amigo de toda la vida. El verdadero truco de la gente que cae bien es tratar a la gente con la confianza con la que trata a sus amigos. Y, otra vez, no vale falsearlo. Hace falta que de verdad le trates como tu amigo de toda la vida. Esas típicas bromas, confianzas y formas de comportarse iguales a las que haces con tus amigos.

6. Lleva la iniciativa. Al principio de conocer a alguien nuevo uno de los dos tiene que hablar más que el otro y tapar los silencios. Ya que no sabes si la otra persona lo va a hacer lo tienes que hacer tú. Te toca hablar, contar cosas y hacer sentir bien a la otra persona.

7. Se seguro. Si no eres seguro haz como si lo fueras. Nadie sabe si alguien es o no es seguro si no lo dice así que tu haz como si fueras alguien seguro. Al final, tras un par de veces hablando con esa persona se te irá toda esa inseguridad y podrás dejar de fingir.

Ya está. No necesitas más. El resto corre de tu cuenta. Y no te olvides, hay muchos imbéciles a los que vas a caer mal hagas lo que hagas y eso no es culpa tuya.

Retazos:

¡Comenta!. Lo que más me ayuda a saber qué os gusta más y menos es sabiendo vuestra opinión. No te cortes, es totalmente anónimo.

Tómatelo en serio. Si te encasillan donde no debes… la cagas. Si eres una forma y por nervios te muestras de otra… la cagas. Y si crees que no es importante una primera impresión… la cagas.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.