Consigue concentrarte por fin

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Mejora Personal

focus

En Estados Unidos hace unos años había tarjetas como estas que al rascar te daban distintos mensajes.

Tiempo de lectura de este post: 2-4 minutos.

Siempre he sido alguien con la mente demasiado inquieta como para prestar demasiada atención a las cosas pero siempre he sabido concentrarme para aquellas cosas que me interesaban de verdad. Al principio lo hacía sin más pero cuando empecé a ver cual era la fórmula que seguía empecé a aplicarla a otras cosas que me aburrían más.

Esto lo hice hace mucho y ha llegado un momento que ya lo hago sin pensar. Si me quiero concentrar me concentro. Por eso no había hablado de esto aquí ya que ni me acordaba de que tenía mi propio método para concentrarme. Pero un colega me lo recordó y es un tema perfecto para hablar de él.

Cómo concentrarse mejor

1. Elimina los ruidos. Ya sea para estudiar, para hacer un trabajo de precisión o para hacer algún deporte cuantos menos ruidos haya menos distraído estará tu cerebro. Lo que te digas a ti mismo mentalmente también son ruidos. Nada de pensar en otras cosas mientras estudias, ni nada de dudar cuando vas a saltar con pértiga. Cada vez que aparezca un ruido, siléncialo.

2. Haz pausas. La mente tiene un tiempo determinado de concentración cuando pasa ese tiempo empieza a pensar en otras cosas. Existen muchas teorías y métodos que miden en que momento hay que hacer la pausa para estar siempre con el máximo nivel de concentración posible pero yo quiero que tú tengas tu propio método. Si tienes que concentrarte durante mucho tiempo mide cuando empiezas a distraerte para saber el tiempo de concentración que tienes. Si por ejemplo estás estudiando y a la media hora ya solo piensas en otras cosas que no tienen nada que ver es momento de descansar un par de minutos.

3. Descarga el ambiente. Si pasas mucho tiempo en un sitio cerrado el aire que respiras y el ambiente que produces se enrarece y te perjudica. Abre ventanas y puerta en cada pausa que hagas y date una vuelta por otros lados hasta que tengas que volver a concentrarte.

4. Controla tu entorno. Demasiado calor, demasiado frío, demasiada humedad, tener hambre, tener sed, una mala silla… todo eso hace que pierdas concentración. Controla que tu entorno no te perjudique o acabarás desconcentrado y con ello la frustración y con ello el enfado y nadie enfadado puede hacer las cosas bien.

5. Créetelo. Debes creer que puedes concentrarte. Parece una tontería pero creer que eres bueno concentrándote hace que tu mente se lo crea. Esto tiene su porqué neurológico pero ni lo recuerdo ni nos interesa. Lo que debemos saber es que funciona.

Retazos:

¡Comenta!. Lo que más me ayuda a saber qué os gusta más y menos es sabiendo vuestra opinión. No te cortes, es totalmente anónimo.

Concentrar significa unir fuerzas. Concentrarse es, ni más ni menos, lo mismo que cuando una lupa concentra la luz del sol en un solo punto. Algo tan simple como concentrar la fuerza hace que puedas crear fuego de la nada. Lo mismo sucede con tu mente.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.