Deja de compararte para ser feliz

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Mejora Personal

diamante

Un diamante es un diamante por muchos diamantes mejores o peores que haya.

Tiempo de lectura de este post: 3-5 minutos.

Cada día veo a un montón de gente por mi entorno comparándose con otro montón de gente.  Es uno de esos errores grandes que no te das cuenta que los cometes hasta que otra persona te lo dice. A mi me lo dijeron hace unos años y me di cuenta que era algo brutalmente necesario de compartir contigo así que aquí lo tienes.

Las comparaciones son malas en ambos sentidos. Compararte con alguien inferior va a hacer que te sientas bien y compararte con alguien superior va a hacer que te sientas mal. El problema está en que siempre vas a encontrar a alguien peor que tú y a alguien mejor que tú y por tanto tus emociones van a subir o bajar según con quien te compares. Un día te creerás el mejor por compararte con alguien inferior y otro día te creerás el peor por compararte con alguien superior pero en ambas comparaciones tú eres la misma persona, igual de buena o mala. Por eso compararte con alguien no sirve de nada.

Deja las comparaciones para otros

Espero que estés conmigo con que compararte con otras personas solo va a darte una realidad alterada. Hay gente más buena y gente más mala y no por eso tú eres bueno o malo. Tú eres bueno o malo por otras cosas pero no porque haya otra gente mejor o peor. Esta es la forma en la que dejé de lado las comparaciones.

1. Sigo mi camino. Yo en mi día a día me imagino en un maratón. Yo no paro de correr por mucha gente que deje atrás o por mucha gente que me adelante. Yo sigo corriendo a lo mío, hacia mi objetivo y busco las formas de correr mejor y más rápido. Quiero hacer las cosas mejor para sentirme bien conmigo mismo y eso es lo que hago día a día.

2. Busco mi referencia. Si hiciera teléfonos móviles mi referencia sería llegar a ser como Apple, si jugara al baloncesto mi referencia sería llegar a ser como Michael Jordan y como soy escritor mi referencia es ser como Dan Brown o J.K. Rowling. Tienes que buscar una referencia a la que seguir. Puede que para ti entrenar 3 horas sea suficiente pero siguiendo la referencia de Michael Jordan quizás tengas que entrenar 6 horas. Puede que para mi escribir 2 horas al día sea suficiente pero quizás tenga que escribir 8 horas ya que así lo hace mi referencia. A diferencia de la comparación el objetivo aquí es mejorar tú y no sentirte mejor o peor por lo que haga el resto.

3. Uso la envidia. Tener envidia por la belleza de otra persona o por las cosas que tiene es algo muy imbécil. Sin embargo tener envidia por los resultados de otra persona es algo bastante útil para motivarte. Si otro ha podido abre la puerta para que tú puedas. La primera vez es tan importante porque demuestra al resto que es posible. Por tanto yo tengo claro que si otro ha podido conseguir lo que sea que yo quiero sé que yo voy a poder conseguirlo.

4. Me comparo conmigo. ¿Cómo era yo hace unos meses? ¿he mejorado?. Sí la respuesta es sí, tengo motivos para alegrarme. Si la respuesta es no, tengo motivos para ponerme las pilas. En ningún momento digo que no valgo porque si no me pondría trabas a mi mismo para mejorar. Tienes que ser lo suficientemente listo para saber que si te tratas mal a ti mismo te estas perjudicando para conseguir lo que quieras en la vida. Así que solo por eso tienes que mimarte.

Y esto es todo. Esta es una de esas cosas que nadie cuenta y que es necesario saber. Una de esas cosas para dejar la frustración de lado y disfrutar con lo que haces.

Retazos:

¡Comenta!. Lo que más me ayuda a saber qué os gusta más y menos es sabiendo vuestra opinión. No te cortes, es totalmente anónimo.

Es una brutalidad. Esto fue una de las cosas que me salvó. El dejar de compararme fue lo que hizo que me salvara de la imbecilidad que tenía contenida. Es una de las tres cosas de las que más orgulloso me siento.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.