Deja la mediocridad: El camino para ser el mejor

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Mejora Personal

ruta66

La ruta 66 me impresionó muchísimo en su tramo por California, ese es un ejemplo de camino para ser el mejor.

Tiempo de lectura de este post: 4-7 minutos.

Escribir sobre estos temas antes de triunfar ha acabado con muchos blogs. En el momento que escribo esto no he triunfado, no he tenido éxito y lo que hago es enseñar las cosas que funcionan en mi vida y que pueden funcionar en el resto de vidas. Sin embargo considero estar en el camino para ser el mejor.  Puede que no llegue, puede que no sea capaz, pero, al menos, estoy en el camino adecuado.

Hace unos días hablé sobre la metáfora de la montaña para triunfar pero tras un comentario este fin de semana sobre qué hacer cuando alguien piensa que es mediocre y que debe de dejar lo que hace he dejado para otro día el artículo que tenía para hoy y me he puesto a escribir este. Esta es la forma que yo pienso, con todo detalle, para dejar la mediocridad de lado. Quiero dejar de lado la falsa modestia y quiero que hablemos como amigos. Sin formalismos, sin quedar políticamente bien y sin tonterías. Vayamos a ello.

Sí, quiero ser el mejor

Nadie puede salir de la mediocridad si no quiere ser el mejor. No es cuestión de ego, ni de mirar al resto como personas inferiores, sino de trabajo. Los que quieren ser los mejores trabajan más duro que los que simplemente quieren ser buenos. Así que, antes de cualquier otra cosa, antes de querer fórmulas mágicas, pasos perfectos, métodos impolutos y planes perfectos tienes que mentalizarte que quieres ser el mejor. Olvida a esa gente que te dice que no y olvídate de ti mismo cuando te dices que no. Tú, tienes que querer ser el mejor. Te cuento mi forma de motivarme para seguir creyendo que puedo ser el mejor.

Fuera los mantras. Cómo expliqué en el artículo sobre la psicología basura los mantras o frases positivas son perjudiciales (hay estudios universitarios que lo avalan). Hasta tal punto  son perjudiciales que personas que se decían cada mañana que iban a ser los mejores, que iban a cambiar el mundo, que eran los mejores y que iban a poder con todo cumplían menos objetivos que los que pasaban de todo esto. El motivo es complejo y lleno de matices pero con lo que te deberías quedar es que decirte lo bueno que eres y dorarte la píldora solo te va a perjudicar. Hay una diferencia entre querer ser el mejor a llegar a ser el mejor. Lo primero es un sentimiento, lo segundo, una afirmación. Quédate con el sentimiento de querer ser el mejor y olvida la afirmación de que vas a ser el mejor.

Prémiate cada vez que hagas algo bueno. Cada vez que termino un artículo que me gusta me digo que soy un crack. Contado aquí puede ser muy presuntuoso y muy de creerme alguien que no soy pero como cuando lo hago no hay nadie que me escuche a mi me da ánimos y es lo que cuenta. También detrás hay un componente psicológico y es que sí le das más importancia a lo que haces bien y menos importancia a lo que haces mal tu estado de ánimo será mejor que si le das más importancia a lo malo.

Lo malo se puede cambiar. Yo no le doy importancia emocional cuando hago algo mal y sin embargo le doy mucha importancia racional al asunto. Esto quiere decir que no me considero peor persona, un desgraciado o un perdedor por fallar y sin embargo me preocupo mucho en ver qué ha fallado y cómo conseguir que no vuelva a pasar. Los extremos son siempre malos. Y tanto pensar que eres lo peor como persona por hacer algo mal como pasar del tema pensando que no darle importancia hará que no te afecte son malas decisiones. Los fallos los tenemos todos pero la búsqueda de las soluciones la hacemos pocos. Únete a ese grupo.

La historia. Cuando tenía cuatro, cinco, seis o siete años (no sé cuando fue exactamente) mi bisabuela me contó algo que siempre recuerdo. Una vez ella fue con parte de la familia a montar en barcas de remo. Sería la década de 1920 por lo que mi bisabuela no sabía nadar y todo el mundo sabe que cuando alguien no sabe nadar y monta en barca, la barca se rompe. Mi bisabuela  recordaba con mucha angustia como, fuera como fuera, tenía que volver a la orilla. Ahí no valía los pensamientos derrotistas, el decir que no tenía conocimiento, que no valía para nadar o mil tonterías más. Ahí solo valía una cosa, sobrevivir. Eso que pasó hace casi un siglo se me ha quedado tan impregnado que uso la misma fuerza en conseguir lo que quiero que si tuviera que sobrevivir en medio del mar.

El resto, ya está contado en el blog. Te he contado mi forma de tener suerte, la fórmula de triunfar en lo que sea y todo lo que necesitas para motivarte. Simplemente tienes que querer ser el mejor y estar dispuesto a sufrir mucho, a trabajar mucho y a sobrevivir en este mundo.

Retazos:

¿Te ha sido útil?. Por favor hazme saber en los comentarios sobre qué te gustaría leer más.

Si tu mente está bien, todo está bien. Si consigues que tu mente, tus pensamientos y todo lo que te pasa por la cabeza esté bien, todo te va a ir bien. Los trucos, estrategias y métodos secretos son secundarios cuando tienes la cabeza bien puesta.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.