El único consejo

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Experiencia Personal

dedomedio

Quiero llamar tu atención. Tienes que leer esto. Foto vía Thomas Martin Pieruschek.

Tiempo de lectura de este post: 2-4 minutos.

Hoy quiero hablar directamente contigo. Lo mismo que me diría a mi mismo si pudiera volver al pasado. Este, para mi, es el gran consejo. El único que vale. El que me hubiera gustado saber hace mucho, mucho, mucho tiempo. Le doy tanta expectación para que me prestes atención, porque realmente te va a ayudar. Allá va: Deja de pensar cómo hacerlo y hazlo.

Durante años, y por la gente con la que me he relacionado, he conocido a mucha gente relacionada con la autoayuda, el coaching y todas estas majaderías que perjudican más que benefician. Al final todos caían en la misma trampa y no paraban de pensar en cómo hacerlo sin llegar a hacerlo. Y cuando hablo de hacerlo, hablo de hacer cualquier cosa. Desde superar la timidez a hacerte millonario, desde ser ingeniero hasta formar una empresa. Todos ellos tenían en común que no paraban de pensar en cómo hacerlo y no lo hacían. Eso no te puede pasar a ti, eso lo tenemos que cambiar.

Piensa menos, haz más

Veamos, Internet está lleno de blogs como estos (peores hechos), mensajes positivos, libros con consejos milagros, métodos geniales y cosas que te prometen lo mejor. Olvida todo eso. ¿Te imaginas enseñar a un niño cómo andar con libros de texto?. Sería de locos. Igual de locos es aprender cualquier coso mediante teoría y métodos infalibles. ¿Sabes por qué hay gente que hace eso?. Miedo. Miedo al fracaso. Miedo a que se rían de él. Miedo a dañar su reputación. Sea por lo que sea quieren ser los mejores preparados antes de dar un solo paso.

El problema, igual que a la hora de que un niño aprenda a andar mediante libros de texto es que la práctica no se puede teorizar. Yo puedo decirte mi forma de no estar nervioso, o cómo hablar en público, o cómo aprobar un curso. Pero te toca ensuciarte las manos. Te toca probarlo, te toca saber lo que funciona y lo que no y te toca pasarlo mal.

Olvídate de buscar y buscar soluciones milagro y ponte a ello. Practica. Da un paso tras otro y empieza a caminar. En serio, tienes que ponerte a ello, tienes que darle caña y tienes que llevar tu vida a donde quieras llevarla.

Si, aún así, sigues parado, vas a fracasar. Sigue buscando trucos milagro. Sigue buscando soluciones mágicas. Sigue encerrado en tu habitación. Hay otra gente, ahí fuera, probando y fallando. Aguantando cómo se ríen de ellos. Viendo como son señalados por tipos como tú y aguantando el chaparrón. Ellos saben hacia dónde se dirigen. Ellos saben que hay luz al final del túnel. Ellos un día serán los que consigan lo que tu siempre has querido. Y serán mucho más crueles que tú. Nunca te darán un toque de atención para que cambies. Nunca se meterán contigo para que veas que estás equivocado. Simplemente, disfrutarán de su esfuerzo.

Retazos:

¡Comenta!. Me encantaría saber qué opinas de este artículos, del blog o de lo que quieras.

Hay mucha gente que leerá esto y pasará del tema. Muchos prefieren el pescado a aprender a pescar. Esa gente no me interesa. Me da igual que ahora me estén leyendo y que lean cómo digo que no me interesan. Pero, no, no me interesan. Me interesas tú. Me interesa que te pongas en marcha. Me interesa que llores, sudes y sangres para que un día consigas todo lo que quieras. Así que, mueve el culo.

 

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.