Elige el momento adecuado para hacer las cosas

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Mejora Personal

salto

Ejemplo de foto hecha en el momento justo.

Tiempo de lectura de este post: 3-6 minutos.

Si ahora mismo siguiera a mi corazón vendería todo y me habría ido de España. Sin embargo, todavía no es el momento. Se exactamente donde voy a ir, como voy a vivir allí y que tengo que hacer para que me salga bien pero todavía no es el momento.

Saber elegir el momento adecuado es lo que marca la diferencia. Puede parecer algo secundario pero como llegues pronto o tarde a hacer algo, no valdrá. Por eso hay tanta gente pagando por personas que saben elegir el momento. ¿O crees que es casualidad que ciertas películas/productos/libros salgan cierto mes del año?. Si sabes elegir el momento, lo tendrás todo. Si no, será como apostar al caballo ganador de la carrera que no toca.

Deja las emociones de lado y sigue a tu cabeza

Las ofertas del supermercado funcionan así. La teletienda funciona así. Las gold box de Amazon funcionan así. Quieren que pienses con el corazón y olvides la cabeza. Quieren que seas emocional y no racional. Buscan contactar con esa parte del cerebro que vive el ahora y se olvida del futuro. Y el problema es que esos lados emocionales también los utilizan personas, blogs, vídeos, publicidades y gente aleatoria. Al final, sin darte cuenta, te contagias de ese lado emocional y acabas haciendo alguna tontería que te deja haciendo las cosas en el momento inoportuno. Pero esto se puede solucionar.

1. Piensa en lo que quieres y porqué lo quieres. Yo quiero irme de este país y sé porque lo quiero hacer. ¿Sabes por qué quieres hacer tú algo?. ¿O lo haces por un arrebato?. Es la típica pregunta que todos creen que se hacen pero que realmente no se hacen.

2. Piensa en lo que necesitas antes, durante y después. ¿Qué necesitas para conseguir lo que quieres?. ¿Dinero?. ¿Tiempo?. Yo ahora mismo me podría ir a Nueva York si quisiera pero ¿de qué viviría allí?, ¿cómo pagaría las facturas?, ¿cómo consigo la green card?.  Lo mismo sucede si te compras un coche, un ordenador nuevo o ropa. ¿Y si en unos días necesitas ese dinero?. ¿Puedes seguir con tu vida sin ese dinero?.

3. Ponte a ello. Desarrolla tu plan. Si quieres un ordenador nuevo y te hacen una superoferta genial que solo dura una semana, olvídate. Busca el precio sin superoferta y busca como conseguir ese dinero. Buscar ese dinero significa reunir dinero que no necesites en vez de usar el dinero que necesitas. Trabajar más, buscar nuevas formas de que entre dinero en tus bolsillos o buscar otro trabajo y dormir poco. Irme a vivir a Nueva York, viajar por el mundo o buscar pareja son ejemplos que también valen. Ya sabes lo que necesitas ahora simplemente tienes que averiguar como conseguirlo.

4. Asómbrate. No hacer las cosas en el momento llevan a que en unos días te des cuenta de lo tonto que eras por querer comprar no se qué o por querer haber hecho no se cuantos. Algo que parecías querer mucho tras unos días te das cuenta que no, que no lo necesitabas y que hiciste bien en no comprarlo. Yo me he ahorrado mucho dinero y muchos quebraderos de cabeza por dejar pasar el tiempo antes de tomar una decisión.

Retazos:

¿Te ha sido útil?. Por favor hazme saber en los comentarios sobre qué te gustaría leer más.

Merece la pena esperar. Si consigues tener paciencia va a haber algo en ti que cambie para siempre así que tómatelo en serio.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.