Empezar a disfrutar de la vida: A tu rollo

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
piruleta

Si me ves con una de estas es que voy a mi rollo y no te estoy prestando atención.

Tiempo de lectura de este post: 2-5 minutos.

Yo tengo una filosofía de vida de siempre. Tengo poca memoria sobre mis recuerdos pero sé que siempre he tenido esta filosofía de vida. Es parte de mí. Esta filosofía de vida a hecho que algunos les guste, que otros me odien y que también les sea indiferente. Yo lo llamo “ir a mi rollo”.

Muchos artículos del blog reflejan esta filosofía porque es una parte muy importante de mí. Es mi gran piedra angular y es lo que más bien me ha hecho de todas las cosas que hago. Yo te quiero contar en que se basa y ya luego tú decides si probar o no.

Mi vida, mis normas

No me gusta ser arrastrado por otras personas hacia su terreno. Me gusta tener el control de mi vida y por eso voy a mi rollo. Eso no significa ser irresponsable si trabajo para otros, eso significa que en mi tiempo libre voy a lo mío.

1. Da igual lo prestablecido. Si alguien no me cae bien no voy a darle la mano ni saludarle. Da igual lo muy bien socialmente que eso esté, no lo veo oportuno y por tanto no lo hago. Es un ejemplo pero pasa por todo. Cualquier cosa que esté bien visto socialmente pero que no encaje conmigo, no lo hago.

2. Mi pompa. Hay muchas veces que me olvido de todos. No es que sea una mala persona es  que quiero tiempo para mí. El tener que solucionar los problemas del resto o que el resto me necesite para todo solo funciona cuando estoy trabajando para otro pero no cuando estoy libre. Si ayudo a alguien es porque me apetece no porque me lo impongan.

3. Yo decido. ¿Por qué hacer lo que está de moda?, ¿por qué ir de alternativo?. La realidad es que todo eso no vale. Lo único que vale es decidir por ti. Las modas, la presión social, el que dirá el resto… son poderes muy fuertes que cambian la vida de muchas personas. En mi caso yo decido qué hacer y qué dejar de hacer.

Es un tema complicado pero es un tema del que tengo que hablar. Hay muchas personas que acaban odiando su vida por no haber sido suya y haber sido de otras personas. Estudiar o trabajar en algo que quieren, tener una forma de vida que no quieren y acabar con alguien que no quieren con tal de encajar o de no tener otra alternativa.

No saber la respuesta no significa no haber respuesta. No conocer alternativa no significa que no haya alternativa.

Retazos:

¡Comenta!. Me encantaría saber qué opinas de este artículos, del blog o de lo que quieras.

Al final todo se basa en ti. Que le den al resto. Tu felicidad está por encima de todos ellos.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.