Los mil globos de oro

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369

Si preguntas a cualquier persona en cualquier ciudad de cualquier país de cualquier época te dirán que lo que buscan es ser felices. Todos buscamos la felicidad, absolutamente todos. Es uno de los puntos en común que tenemos y por eso es tan importante.

Sin embargo, el no saber cómo manejar esa situación en la vida puede hacer que acabemos siendo infelices. Y ni tú ni yo queremos eso.  Así que esta historia de motivación puede abrirte los ojos de la misma manera que me los ha abierto a mí.

LA HISTORIA

Me encanta escribir, y hay mucha gente a quien le encanta más leer que ver vídeos de motivación. Por eso he preparado para ti un artículo rápido de leer donde tienes la historia con imágenes.

Hay quien le gusta escuchar lo que digo y me lo piden muchas veces. Hay quien consigue bajarse el vídeo de Youtube y sacarle el audio, hay quien pone el vídeo y simplemente lo escucha y hay quien se queda sin escucharlo. Por eso también he preparado una versión en audio de la historia para que la tengas.

Descargar la historia en audio

truco-felicidad

Quiero proponerte algo. Algo que tiene que dejar de lado la vergüenza, el orgullo y las tonterías. Quiero proponerte que hagas feliz a alguien. De la manera que sea, como más te guste, pero quiero que hagas feliz a alguien hoy. Te voy a dejar algunas ideas:

  1. Desear un buen día con una sonrisa. Sencillísimo y que cada vez se está perdiendo más. Esta la pongo la primera porque es la más fácil de todas.
    .
  2. Decir algo bueno de alguien. Sea la ropa, su forma de ser, lo guapo que está hoy… Da igual lo que sea y da igual a quien sea. Ese buen rollo, esas ganas de sacar una sonrisa a la otra persona es mucho más de lo que puede parecer.
    .
  3. Ayudar a otra persona. Ayudar de verdad, desinteresadamente, porque te apetece. En cosas fáciles o en cosas difíciles. Ese buen rollo. Ese el querer hacer algo por alguien simplemente porque sí, genera un efecto en cadena muy potente.

Yo te doy tres ejemplos, pero al final esto depende de ti. Solamente de ti. De si crees en lo que te cuento o me lees y sigues hacia delante sin más. Normalmente nuestro cerebro es imbécil. Sí, el tuyo y el mío. Y prefiere pensar que esto es una chorrada y seguir haciendo las cosas como siempre. Pero te aseguro, y te aseguro porque lo he vivido, que esta historia es de las más importantes.

 

Por eso quiero hacerte una pregunta para que me respondas en un mensaje:

Pregunta de mensaje: ¿Cuándo fue la última vez que hiciste feliz a alguien?

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.