Hazte independiente (aunque vivas en casa de tus padres)

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Mejora Personal

magritte

El día que tenga mi propia casa lo primero que haré será colgar Le Pelerin de René Magritte que también tiene su metáfora en la independencia de la mente y el cuerpo.

Tiempo de lectura de este post: 5-8 minutos.


Si, como yo, eres español y además tienes menos de 28 años seguramente sigas viviendo en casa de tus padres o dependas de otras personas. Vivir con tus padres es algo que puede ser necesario mientras consigues dinero para irte. Mientras lo consigues debes empezar a dar el salto definitivo hacia la madurez. Debes ser independiente.

Ser independiente significa hacer en tu casa lo mismo que haría si tuvieras una casa propia. Ya no vale que tus padres cuiden de ti (esto vale para cualquier persona de más de 16 años). Es hora de que tú te encargues de ti mismo y es hora de hacerlo desde ya. Prepararte para el mundo real, el mundo sin el cocido de tu madre, es algo vital para no acabar siendo un Peter Pan del siglo XXI.

Haz tu propia compra

Llega a un acuerdo con tus padres, con tu pareja o con quien vivas para que a partir de ahora tu compres tu parte de comida (sí, con su dinero, pero es un primer paso). Administrar el dinero y elegir entre ofertas es la mejor clase de economía que vas a poder tener en la vida. Eso sí, hay algunas cosas que tienes que tener en cuenta.

  • Compra semanalmente. En España cada persona tira 163 Kg de comida al año. Casi todo se debe por comprar de más así que si reducimos el periodo para el que se compra reduciremos gastos. Recuerda que compras exclusivamente para ti y que al final de la semana debes quedarte a cero de alimentos.
  • Haz una lista de la compra. Olvida lo que tengas en casa porque a partir de hoy tu comida es solo tuya y la de tu familia solo de tu familia. Si empiezas de cero podrás ser mucho más preciso en tu compra y eso es lo que queremos. Coge papel y boli y apunta todo lo que necesitas para desayunar estos 7 días (21 rebanadas de pan de molde, 1 paquete individual de mantequilla, 2 litros de leche…), después haz lo mismo con el tentempié, la comida, la merienda y la cena. Con esto te aseguras comprar lo estrictamente necesario y además ahorras dinero.
  • Cumple tu lista. Los supermercados gastan mucho dinero para que tipos como tú y como yo lleguemos allí y acabemos comprando cosas que ni pensábamos comprar. Da igual que se te haya olvidado poner en tu lista lo más importante del mundo, si no está en la lista no se coge. Puede parecer muy radical el no coger algo que se te haya olvidado y seguramente esto no lo cumplas, pero si lo cumples, la próxima semana cuando hagas la nueva lista de la compra te asegurarás de ser mucho más preciso.
  • Compra lo más barato. Pasa algo de tiempo buscando calidad y buen precio. Hay ciertos arroces que te gustarán más que otros, pastas más ricas o más sabrosas y mantequilla con más o menos sal. Sean cuales sean tus gustos debes conseguir siempre el precio más bajo de todo lo que compres. Da igual el dinero que te hayan dado o el dinero que tengas, cuanto menos gastes más dinero libre te quedará. Practicar la austeridad es algo fundamental en el desarrollo de una persona.
  • Guarda parte del dinero. Si tienes 30€ para comprar nunca gastes más de 29€ y si puedes gastar 20€ mucho mejor. Si nunca te has planteado ahorrar de forma tan radical deberías leer lo que escribí sobre ello. El ser un chico pobre ha hecho que siempre que puedo meta en un bote el máximo dinero posible para viajar o comprar cosas que realmente me interesan. Por cierto, tus padres, pareja, quien te de el dinero no tiene que enterarse de este… malentendido.

Cocina

Da igual que seas el segundo peor cocinero del mundo (yo soy el primero) porque, a partir de ahora, tu eres quien te cocinas en casa. Si te miran raro en casa diles que quieres aprender a cocinar (eso les dije yo y funcionó). Si quieres saber cual es mi día a día en la cocina lo describí en el artículo para perder peso (que a diferencia de lo que se cree, no hay que comer poco).

Organiza por donde te mueves

En tu casa tu habitación y todo lo que sea tuyo debe ser organizado por ti. Coge una bolsa de basura tamaño elefante y prueba lo que yo hice hace unos años.

  • Saca toda la ropa que tengas. Pon toda la ropa que tengas encima de la cama y empieza a separar la ropa que hace mucho que no te pones de la que te pones normalmente. Yo me he llegado a sorprender de las cosas que tenía sin saber que estaban en mis cajones así que seguro que tu también te vas a sorprender.
  • Dona la ropa que no uses. Todas esas camisetas, calcetines, pantalones y demás piezas de ropa que no suelas usar dónalas. En mi caso acabé donando más de la mitad de toda mi ropa. Hacer limpieza en tu armario es una muy buena forma de aprender organización.
  • Ordena tu ropa. Cada vez que voy a una casa y veo un armario con todo hecho un lío me tiro de los pelos. En mi habitación tengo siete cajones y en cada uno hay una pieza de ropa: camisetas, camisas, pantalones, ropa interior, calcetines, zapatos y pijamas. No necesito nada más y por supuesto no me paso horas buscando algo que no encuentro.
  • Haz lo mismo con el resto. Si tienes una mesa llena de papeles, cajones con cosas de hace más de 10 años o estanterías con películas VHS más te vale seleccionar, donar (o tirar) y ordenar. Si pierdes el tiempo porque no encuentras algo que no has organizado estás siendo bastante imbécil. Esto también se aplica a la agenda de tu teléfono, tus apuntes o las fotos de tu ordenador (son ejemplos).

¡Ya eres independiente!. Administrar el dinero, ser autosuficiente y aprender a organizarte con precisión es la base de toda independencia. Si consigues dominar estos tres aspectos  (y cuanto antes empieces mejor) podrás enfrentarte a cualquier situación en la vida.

Retazos:

¿Te ha sido útil?. Por favor hazme saber en los comentarios sobre qué te gustaría leer más.

Si tienes dinero úsalo. No les pidas dinero a tus padres si ya ganas dinero de alguna forma. Si eres independiente, eres independiente. Pedir dinero a tus padres solo vale si estás estudiando o trabajando sin ganar dinero. Lo mismo sucede si ese dinero te lo deja tu pareja o tus compañeros de piso.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.