La diferencia entre estar solo y sentirse solo

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Mejora Personal

estarsolo

No hace falta a nadie para comerte el mundo entero. Foto vía Kim Keun Bong

Tiempo de lectura de este post: 3-5 minutos.


El primer recuerdo que tengo de alguien explicándome la diferencia entre estar solo y sentirse solo tendría entre 8 y 10 años. Fue una de esas cosas que te impresionan de pequeño y lo recuerdas de por vida. El ejemplo que daba mi profesor en aquel momento fue algo así como que una persona que está muy sola puede estar rodeada de gente en un paso de cebra, en el trabajo o incluso en su propia casa. Sin embargo otra persona que viva ascéticamente en una montaña puede estar sola pero para nada sentirse así. Este planteamiento, me cambió la vida.

Parece ser que estar solo es algo malo, muy malo. Si estás solo es porque algo va mal en tu vida. Si fueras una superpersona, un superhombre, alguien genial, la gente querría estar contigo así que sí no está contigo es porque no tienes todas esas cosas. La realidad no es tan dura como la pintan. Muchas veces no eres una superpersona, no eres un superhombre, ni eres alguien genial, pero tampoco eres una mala persona, alguien a quien odiar o alguien que no valga la pena. Muchas veces todo se reduce a que o no sabes tratar con tu entorno o tu entorno y tú no encajáis. Eso no es ni bueno ni malo, eso es lo que es.

Hay también dos formas de enfrentarse a ese problema. Una de ellas es aprender a hablar con tu entorno, a relacionarte, a no ser alguien cerrado, introvertido y abrirte socialmente. La otra forma es aceptar que eres alguien raro (yo soy alguien raro) y que eso es algo tan brutalmente genial que no hay que desaprovecharlo. Yo hoy quiero hablar de la segunda porque la primera no hay forma de enseñarse, es algo que tienes que descubrir por ti mismo, ya que si quieres relacionarte mejor con la sociedad, tienes que relacionarte con la sociedad y hacerlo como todo hijo de vecino: hablando con gente de tu clase, trabajo, lugar dónde hablar con un extraño no parezca algo raro.

Los bichos raros al poder

Hay mucha gente que le tiene pánico a estar solo y es porque se siente solo. Seguro que sabes que sensación es esa. Yo, sin embargo, no sabría explicarla porque hace mucho que no la siento. Y no es porque siempre esté rodeado de gente, simplemente he llegado ciertas conclusiones.

Estar solo no significa no valer, significa que estás centrado en otras cosas. Cuando era más pequeño el problema era que me centraba en cosas poco productivas y ahí entraba mi tristeza por estar solo. Era muy deprimente (bueno, a mi me encantaba, pero es para empatizar contigo) quedarme en casa programando en vez de salir a jugar al fútbol. Sin embargo, ahora, cuando estoy solo lo hago porque estoy preparando artículos para vosotros, o vídeos, o estoy haciendo algo que me llene completamente. Es decir, ahora sí que merece la pena quedarse solo porque lo que hago es más grande.

Si te gusta cómo eres, tú no tienes el problema. Si te gusta cómo eres y aun así no encajas, es porque el problema no lo tienes tú. En el mundo hay mucha gente y yo he llegado a encajar con gente hasta en cosas muy muy poco encajables. Por lo que si tú entorno no te ayuda a encajar pregúntate si te estás haciendo respetar, si realmente no estás siendo imbécil y sí te merece la pena juntarte con esa gente.

Si no paras de hacer cosas no vas a sentirte solo. Sí, puedes estar solo pero sí como yo no tienes tiempo ni para cenar (hoy me he quedado sin cenar para poder escribir esto) vas a sentir de todo menos estar solo. Pon en orden tu vida. Sí quieres saber como dirigir tu vida hablo de esto cada semana en los podcasts de Noseasimbecil.

Lo paradójico del asunto es que cuando te centras en ti en vez de en el resto, el resto, se centra en ti. Ya no eres un pedrusco más, ahora eres un diamante. Y si hay algo por lo que se paga mucho a la hora de comprar diamantes es por su rareza. Bueno, esto tiene parte de verdad y parte de mentira, o bueno, parte que no se cuenta. Lo oculto, la parte que no se cuenta es que si no te lo curras para ser una persona interesante, en el más amplio sentido de la palabra interesante, la gente no va a querer acercarse a ti. Nadie va a pagar por un diamante de plástico. Por eso, lo que te tendrías que preguntar es ¿por qué la gente debería interesarse por ti?, ¿qué tienes que ofrecer?.

Retazos:

¿Te ha sido útil?. Por favor hazme saber en los comentarios sobre qué te gustaría leer más.

Seamos claros. Si estás solo es porque tu vida no mola tanto como debería. Tu objetivo es mejorar tu vida solo por ti y no por el resto, pero eso traerá consecuencias y la gente empezará a querer acercarse a ti.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.