La metáfora de la montaña para triunfar

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Mejora Personal

tibet

En un futuro no muy lejano voy a ir hasta el Tibet. Foto vía Coolbiere. A.

Tiempo de lectura de este post: 3-6 minutos.


Durante mucho tiempo he odiado los artículos que hablan del triunfo y el éxito por ser demasiado malos. Malos en todos los sentidos. Desde que eran artículos sobre bienes raíces o sobre mercado de valores hasta porque una vez leías uno de esos artículos habías leído todos.

Tras buscar, rebuscar y volver a buscar tengo el fundamento que siempre sigo a la hora de intentar triunfar, tener éxito o hacer algo nuevo. Además este artículo está dirigido para alguien como yo. Alguien que no quiere tecnicismos ni tonterías que enredan en vez de ayudar. Alguien que va a lo simple.

La montaña del millón de lados

Te aviso que esta metáfora puede ser algo densa pero es imprescindible que la conozcas.

Imagina una montaña con muchos lados. Hay lados más fáciles para escalar y lados más difíciles. Lados con mucha gente y otros sin nadie. Lados muy peligrosos y otros inofensivos. Incluso hay lados que nunca llevan a lo más alto. ¡Ah! y quien llegue a la cima, triunfa.

La mayoría de las personas eligen el lado que saben que les llevará a la cima. Si hablamos de hacer películas cualquiera de acción con un par de caras conocidas sería un ejemplo de lado de la montaña que lleva a la cima. Si hablamos de libros cualquiera que se parezca a 50 sombras de Grey es otro ejemplo de lado de la montaña para llegar a la cima. Sin embargo, que un camino lleve a un lado no significa que puedas llegar. Si hay muchísima gente queriendo subir no todos van a caber arriba o no todos van a tener el aguante y la resistencia para hacerlo. Es algo así como un día de rebajas dónde todos quieren la misma prenda.

Por otro lado están los lados imposibles. Algunos insensatos se creen que pueden escalar esas paredes que nunca antes nadie ha escalado y conseguir fama por tal gran hazaña. Sin embargo son tan complicadas que uno a uno acaban resbalando y muriendo o malheridos. Los muertos no vuelven a intentarlo por ese lugar pero la mayoría de malheridos siguen intentado una y otra vez, y hasta que mueren, escalar por esos lados imposibles. Este es el ejemplo de esos libros que a nadie les interesa, esos programas de televisión que mueren el primer día o esas camisetas que nadie quiere comprar.

A parte de los lados sobrepoblados y los lados imposibles hay ciertos caminos secretos que poca gente conoce que también llevan a la cima. Son esos lados preciosos dónde el ser humano no ha llegado y si llegara lo destrozaría. Si consigues guardar el secreto habrá gente que irá por caminos parecidos pero nunca por el camino que tú vas. El ejemplo es el boom de Dan Brown, series como Juego de Tronos o los diseño de gafas como las de Ray Ban.

Si has aguantado esta alegoría estas siendo más listo que mucha otra gente imbécil que quiere resultados inmediatos. Esa gente que prefiere tener comida a aprender a conseguirla. Que prefiere que otros le den algo en vez de hacerlo por ellos mismos. Porque a la hora de triunfar depender de otros no sirve. Te toca a ti buscar ese lado de la montaña que poca gente conoce, eliminar tu orgullo pasando de esos otros lados que no pueden ser escalados y, si hiciera falta, conseguir llegar antes que el resto en los caminos llenos de gente.

Retazos:

¿Te ha sido útil?. Por favor hazme saber en los comentarios sobre qué te gustaría leer más.

Tener éxito es un camino en solitario. Estaría genial que todos pudieran tener éxito por el mismo camino que tú pero entonces se abarrotaría. Coge a un par de personas que puedan ayudarte y no pares hasta subir arriba.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.