No más estrés: Cómo combatir el estrés para siempre

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Mejora Personal

bolaestres

Hubo una época que tenía un montón de estas pelotas y acababa haciendo malabares con ellas en vez de apretarlas. Nunca he creído que funcionasen.

Tiempo de lectura de este post: 3-5 minutos.

Un día normal en mi vida pasa por tener dos ordenadores encendidos a la vez, tres pantallas a pleno rendimiento y el móvil echando humo desde las 8 de la mañana. Eso se debe a que tengo que aprender chino, escribir mi primera novela, escribir el libro de Noseasimbecil.com, preparar los 3 artículos semanales, los 2 vídeos de Youtube semanales, buscar qué temas escribir o grabar, preparar la Newsletter semanal y contestar e-mails. Ya que me marco unas fechas de entrega y tengo unas horas limitadas el estrés aparece muy a menudo en mi día a día. Si a eso le juntas amigos llamando, días de mal humor, cosas que no salen a la primera y errores humanos, de Internet o de lo que sea se acaba creando una mezcla muy tensa que hay que saber llevar.

El problema, o la virtud, de esto es que ha sido así en toda mi vida. De la única forma en la que yo sé trabajar es con la presión fuerte. Esa presión que destruye a muchos y que a mi me divierte. Y por supuesto te voy a enseñar cómo aguantar esa presión para que no pueda contigo.

No estrés no party

El estrés, al menos para mi, es necesario. Si no hay estrés es que no haces suficientes cosas en tu vida. Pero dejando de lado lo que pensamos uno u otro sobre el estrés tengo unos pasos a seguir cada vez que llego a ese punto en el que no puedo más para sacar las cosas a delante.

1. Reconoce el estrés. El estrés aparece cuando tu cabeza se satura. Algo así cómo si a un ordenador se le fuerza a abrir muchas cosas a la vez hasta que no pueda más. Por alguna razón mucha gente no sabe cuando está estresada y acaban estando K.O. sin saber cómo solucionarlo. Recuerda, el estrés llega cuando tienes muchas cosas que hacer y tu mente se satura bloqueándote. Y tu límite llega cuando empieza a aparecer la ansiedad.

2. Aguanta la respiración. Cuando llegas al límite llega la ansiedad. Normalmente con la ansiedad cuesta respirar y todo se vuelve bastante descontrolado. La solución es fácil. Coge aire, aguántalo un segundo y suéltalo. Con esto consigues reiniciar tu respiración y empezar a controlarla.

3. Mente en blanco. Cuando ya tengas la respiración controlada tienes que controlar la mente. Déjala en blanco durante un par de segundos y la mente vuelve a funcionar. Cuantos menos pensamientos tengas en la mente mejor. Ya hay suficientes estímulos exteriores que hacen que te satures.

4. Reorganiza pensamientos. Si tienes mucho que hacer tienes que saber qué tienes que hacer en este momento. Olvídate de lo que tienes que hacer después y céntrate en ahora. Si ahora tienes que hacer algo ponte a ello hasta acabarlo y así con cada cosa.

Eso es todo lo que yo hago para controlar el estrés. Puede que no funcione a todos ya que la ansiedad funciona de distinta manera a unos y a otros pero si cada vez que tienes estrés acostumbras a tu cuerpo a saber sobrellevarlo acabarás encontrando tu propia forma de que no te afecte.

Retazos:

¡Comenta!. Lo que más me ayuda a saber qué os gusta más y menos es sabiendo vuestra opinión. No te cortes, es totalmente anónimo.

Si controlas el estrés eres superior. Si no controlas estrés no eres inferior pero si consigues controlarlo tienes una ventaja frente a mucha gente así que tómatelo muy en serio.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.