Objetivo aprender idiomas: Cómo hablar y entender cualquier idioma

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Objetivos

mapamundo

Nunca he sido de completar mapas. Siempre me ha interesado más ir solo a los lugares que me gustan.

Tiempo de lectura de este post: 6-9 minutos.


Este artículo es el artículo más completo (y a la vez comprimido) y efectivo que vas a poder encontrar en este blog para aprender cualquier idioma. Me ha llevado bastante conseguir acabarlo por lo que si realmente quieres aprender cualquier idioma gasta algo de tiempo conmigo. No subestimes este artículo y antes de hacerte una opinión al respecto léelo.

Lo básico de cualquier idioma

A mi nunca me ha sido sencillo aprender un idioma. Tengo un buen nivel de inglés, digo cuatro cosas en francés y puedo hacerme entender en italiano, pero te aseguro que me ha costado sudor y más sudor conseguir lo que sé. Por suerte para ti, puedes ahorrarte todos esos litros de sudor y conseguir los frutos de mi esfuerzo.

La manzana roja de John

manzanajohn

(clic para ver en grande)

La manzana roja de John es la forma más rápida de aprender la estructura de cualquier idioma. La columna derecha no se toca pero la columna izquierda debe cambiarse por el idioma que quieras aprender. Con esto podrás saber la estructura de la mayoría de situaciones que vas a necesitar: preguntas, negaciones, plurales, los cambios masculinos y femeninos… También si sabes algo más de sintaxis puedes conocer el uso de los complementos, de los sujetos y los predicados. Resumiendo, con la manzana roja de John puedes conocer de tú a tú a cualquier idioma. Los idiomas que tengan otro alfabeto deben traducirse con su fonética más que su escritura. Nuestra intención es hablar y entender un idioma, no aprender a escribirlo (no todavía).

Si puedes, intenta que alguien nativo te traduzca las frases a su idioma. La traducción literal de ‘I can’t eat the apple’ es ‘Yo no puedo comer la manzana’ pero la traducción más correcta es ‘Yo no puedo comerme la manzana’. Esos pequeños matices que no te da un diccionario te lo da alguien nativo. Por suerte hay foros como Wordreference llena de nativos de todo el mundo que quieren aprender otros idiomas y que a cambio te ayudan a aprender su idioma (por eso tienes la tarjeta de arriba en español e inglés, para que no tengan excusas para no entenderte. Si no saben español seguro que saben inglés).

El top 100

Todos los idiomas tienen un top 100 de palabras más usadas. Busca en google las 100 palabras más usadas del idioma que quieras aprender y memorízalas. Por suerte, Google Translate tiene una opción que lee en voz alta lo que pongas con la pronunciación adecuada. Coge cada palabra de tu top 100 y pon una a una en Google Translate para aprender su pronunciación. Yo lo hago de una forma muy gráfica. Copio una palabra en Google Translate, la oigo, y la digo, y así una a una. Recuerda que nuestro interés es aprender a hablar y entender el idioma que queramos y no a escribirlo.

Repite la misma búsqueda con los 25 sustantivos, 25 verbos, 25 adjetivos y 25 preposiciones (muchas veces no hay tantas, por ejemplo en inglés hay un top 17). En total son otras 100 palabras (muchas se repetirán entre los dos top 100) que tienes que aprender su pronunciación. Con esto, te aseguro, que vas a poder entender y hacerte entender en la mayoría de situaciones que necesites un idioma.

No te asustes por tener que aprender 200 palabras. Cógete una taza de café, un ordenador y aprende 20 palabras al día. Eso no son más de 10-15 minutos y en 10 días has acabado la lista. Además, puedes usar la curva del olvido de la que hablé en el artículo sobre cómo sacar buenas notas para que no se te olvide ninguna palabra.

Lo avanzado de cualquier idioma

Si lo que quieres es poder ir a cualquier país y entender y hacerte entender, con lo que has leído hasta ahora es suficiente. Sin embargo, si quieres tener más soltura y dominar algo más cualquier idioma tienes que hacer algo más que jugar con la estadística.

Presente, pasado, futuro y condicional.

presentepasadoyfuturo

Coge el top 25 de tus verbos y aprende su conjugación en los presentes, pasados, futuros  y condicionales del idioma elegido. Eso es tan fácil como googlear un poco y usar Google Translate. Esto lleva algo más de tiempo pero te sirve para que si te hablan en futuro o quieres hablar en pasado lo puedas hacer sin parecer un cavernícola.

En Wordreference tienen un apartado de conjugaciones. Está dividido en indicativo, subjuntivo e imperativo. Si no te quieres liar demasiado o no quieres tardar mucho en aprender  elige solo el indicativo y deja el subjuntivo e imperativo de lado. Sustituye el verbo ‘amar’ que ponen de ejemplo por cada uno de tu top 25 y tradúcelo con la ayuda de un diccionario, un traductor o alguien nativo.

Tampoco en esta parte te agobies con pensar que es demasiado difícil de aprender todo esto. Hazlo como lo hago yo: unas galletas, tres verbos por día y media hora. En nueve días ya los controlas a la perfección. Recuerda usar también la curva del olvido de la que hemos hablado antes para tener toda la información fresca.

Las frases hechas

Si hay algo que vuelve locos a todos los que aprenden otro idioma son las frases hechas. La solución es muy sencilla. Simplemente tienes que googlear poniendo “frases hechas en [idioma]” o preguntar en algún foro como Wordreference para elegir entre las diez o veinte frases hechas más usadas. Una vez las tengas, todo funciona exactamente igual que para aprender el resto.

Series, revistas y demases

Esta es la última parte. La parte que nunca acaba. Eso sí, solo sirve si el idioma a aprender tiene el mismo alfabeto que el tuyo. Aprovecha y cuando tengas algo de tiempo libre ponte alguna serie, alguna película, lee alguna revista, algún periódico o alguna web en el idioma que quieras aprender. Las series y las películas ponlas con subtítulos en idioma original (y no en español) y así te servirán para mejorar el oído a la hora de entender la pronunciación.

Por mucha teoría que sepas si no tienes un oído entrenado no vas a entender nada. Eso me pasó a mi en París cuando la pronunciación del Google Translate y la realidad no se parecían en nada. Al principio puede costar entender las series y las películas pero una vez le coges el gusto disfrutas mucho más tanto de la interpretación de los actores como de la película o serie en si.

Con las revistas, periódicos y webs sucede lo mismo. Empieza a leer e intenta entender el contexto en vez de palabra por palabra. Esto es muy importante. Olvídate de entender todo y céntrate en entender los contextos. Si aun así hay frases o párrafos que no entiendes coge un diccionario y podrás ir aprendiendo nuevas palabras. Al principio parece un engorro pero a la semana te das cuenta que las veinte palabras que no sabías son las que se repiten una y otra vez y que a partir de entonces con todo lo que sabes más lo nuevo aprendido solo encontrarás alguna palabra rara cada mucho tiempo pero el contexto siempre lo entenderás.

Retazos:

¿Te ha sido útil?. Por favor hazme saber en los comentarios sobre qué te gustaría leer más.

Los idiomas son divertidos. Al principio aprender un idioma puede parecer algo terrible pero una vez le coges el truco es genial. Piensa que si dominas el inglés, el español y el portugués puedes hablar con unas 1700 millones de personas en el mundo y que si a eso le añades el francés podrás hacerte entender en casi todo el planeta.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.