Objetivo aprobar este curso: Cómo aprobar y sacar buena nota seas quien seas

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Objetivos

escritorio

Esta imagen no es mía pero así es exactamente como yo me organizaba para estudiar.

Tiempo de lectura de este post: 9-12 minutos.

 
Este artículo es el artículo más completo (y a la vez comprimido) y efectivo que vas a poder encontrar en este blog para aprobar este curso. Me ha llevado bastante conseguir acabarlo por lo que si realmente quieres aprobar este curso gasta algo de tiempo conmigo. No subestimes este artículo y antes de hacerte una opinión al respecto léelo.
 

Aprobar o sacar buena nota y ser buen estudiante son cosas distintas

Nunca he sido buen estudiante y seguramente si yo fuera tú y un tío que no ha sido buen estudiante me quisiera enseñar a aprobar pasaría de seguir leyendo, pero, en serio, no hagas eso. Aprobar o sacar buena nota y ser buen estudiante son cosas distintas. Ser buen estudiante significa ser alguien que le gusta estudiar o que dedica tiempo y esfuerzo a estudiar. Aprobar o sacar buena nota significa usar los métodos del buen estudiante de cara a un examen. En definitiva, yo era un pésimo estudiante pero acabé aprobando bachiller en una semana y lo mejor de todo es que mis compañeros de clase y medio instituto (por alguna razón se enteró demasiada gente) lo pueden acreditar.

En resumen, lo que yo quiero que aprendas es a usar todo lo que hace un buen estudiante para aprobar o sacar buenas notas y sin darte cuenta estarás siendo un buen estudiante. Eso sí, no creas que podrás hacerlo en una semana como hice yo. No porque sea mejor o peor, si no porque este método a largo plazo funciona siempre, pero a corto plazo me costó repetir dos veces (en dos cursos distintos).

Máquina de apuntes

apuntes

Si hay algo para lo que te tiene que servir levantarte pronto, ir hasta dónde tienes que ir a estudiar y padecer que te duela el culo en esas horribles sillas debe ser para coger apuntes. Coger apuntes significa tener toda la información que el profesor de turno cree importante. Si trabajáis por fotocopias, subrayar lo que el profesor cree importante y obviar lo que ni menciona, son apuntes. Si funcionáis mediante libro de texto y pizarra, seleccionar las páginas de las que habla tu profesor y apuntar lo que no aparece en el libro y él escribe en la pizarra, son apuntes. Si tu profesor es imbécil y simplemente habla, habla y habla, todo lo que diga son apuntes.

Hay algo que quien me lea y fuera de mi clase seguro que no sabía. Durante todos los años de mi vida de estudiante solo he conocido a 3 personas que sacaban todo 10. Eso significaba que tenían su diploma de matrícula de honor y que ganaban premios por las buenas notas. Pues bien, lo que tenían en común esos tres estudiantes era que grababan las clases. Cogían su móvil, le enchufaban los auriculares con micrófono y le daban a grabar. Lo bueno de los auriculares con micrófono es que hacen que puedas guardar el móvil en el bolsillo y que solo sobresalga el diminuto micrófono (y no los auriculares). Luego, con algo de práctica con el ordenador, acababan recortando y editando para tener archivos con las partes más importantes de cada clase y de cada día ordenadas por carpetas.

¿Para qué quieres un móvil de 16GB, 32GB, 64GB o más?. Aprovecha a que ahora todos los móviles tienen grabadora y empieza a grabar cada una de las clases que tengas. Eso sí, que no tengas que escribir lo que diga el profesor no significa no hacer nada en clase. Para poder contextualizar las clases vas a tener que subrayar, seleccionar o apuntar lo que aparezca en la pizarra o las páginas del libro que sean importantes. Así, cuando escuches tu grabación y el profesor hable de algo de la pizarra, puedas ir a tu hoja donde ponga pizarra y rememorar la clase como si estuvieras todavía ahí.

Organiza tus apuntes

organiza

Volver a casa no significa el fin del trabajo. Nos guste o no, estudiar es un trabajo dentro y fuera de clase. Una vez hayas vuelto de clase y tu memoria esté fresca debes organizar todos tus apuntes para que se puedan seguir hasta por un tonto. Me explico. Tus apuntes, el contenido, puede ser de lo más complejo pero la estructura debe ser entendido hasta por tontos. Te pondré un ejemplo para que te quede totalmente claro:

Tener una hoja suelta con apuntes de la pizarra, otra hoja medio escrita de una cosa que dijo el profesor, el audio de toda la clase, subrayado del libro en algún lugar de él… Un auténtico lío. Ten una hoja de ruta dónde diga: La página 1 y 2 son apuntes de la pizarra, la primera página es comentada por el profesor a partir del minuto 7:15 en el audio “Bioquímica 1”, lo que subrayamos a partir del minuto 10:03 está en la página 35 del libro de “Bioquímica de Harper”, he apuntado en una hoja a parte lo que ha dicho el profesor en el minuto 16:08 sobre Cromatografía porque no me ha quedado claro y no he podido preguntar. La página 2 está incompleta porque no nos ha dado tiempo a terminar así que debo llevarla de nuevo a clase para completarla.

Cualquiera que lea eso va a saber que tiene que mirar primero y que tiene que mirar después para enterarse de la clase de Técnicas de Bioquímica. Sin esa guía, sin esa hoja de ruta, vas a darte cuenta que al final hay cosas que se te escapan, datos que no te acuerdas y momentos que deberías recordar pero que nunca caes en ello. Esta técnica la usaban dos de las chicas de los tres estudiantes que te he dicho antes que sacaban 10 en todo así que tómalo muy en serio.

Por cierto, Dragon Naturally Speaking es un programa donde puedes importar archivos de audio (como los de tus clases) para que te lo pase a texto. Las dos chicas lo pasaban a mano, pero el otro chaval hacía lo siguiente:

1- Editaba el audio. Una vez tenía todo el audio cogía el Sony Vegas y quitaba todos los silencios, partes sin interés, conversaciones, interrupciones y cosas sin interés y se quedaba con lo bueno. No es algo tan complicado ya que no tienes que oír toda la grabación. Él adelantaba hasta que más o menos se acordaba que en clase habían interrumpido y cortaba esa parte, también cortaba el principio y el fin que nunca eran interesantes y buscaba silencios que aparecieran en la gráfica de la grabación. Al final normalmente se quedaba con 30 minutos de grabación por clase. Cada día puede llevarte un par de horas así que si no tienes tanto tiempo puedes saltarte este paso.

2- Importaba y revisaba en Dragon. Dragon no es infalible así que seguramente haya cosas que no reconozca bien. A veces es bastante así que lee todo el texto y busca verosimilitud. Si has prestado atención en clase sabrás las partes que fallan, podrás buscarla en el audio y cambiarlo por lo correcto. Al final este chaval lo hacia tan rápido que en una hora tenía todo perfectamente organizado.

Una vez tengas tu hoja de ruta y tus apuntes pasados a limpio simplemente tienes que archivar bien cada cosa. Los archivadores sirven para que no mezcles lo que has dado hoy con lo que has dado hace dos días. Utiliza la parte de arriba de cada hoja para avisar de la materia, el día que se dio y a que hoja de ruta pertenece (tan simple como decir, hoja de ruta 1 o 2 o 3…). Olvídate del caos, de las cosas medio bien hechas y de lo cutre. Ten un archivador donde al instante puedas saber que apuntes son los de la pizarra (pon un título que ponga pizarra), que apuntes son los de audio (pon un título donde ponga audio) y que dudas tienes que no han sido resueltas (otro gran título que ponga dudas). Si tardas más de 60 segundos en encontrar algo es que tu sistema falla.

Estudia con el calendario en la mano

calendario

Algo que parece obvio para aprobar es algo que se suele hacer mal, muy mal. ¿Cuándo deberías estudiar?. ¿Dos días antes del examen? ¿Una semana? ¿Todos los días?. Para solucionar esto tenemos que recurrir a la curva del olvido de Hermann Ebbinghaus. No te quiero aburrir con detalles técnicos pero lo que viene a demostrar esta curva es que cada día que pasas sin repasar algo se olvida un porcentaje de información y que si repasas los días adecuados nunca olvidarás nada.

Esos días adecuados para estudiar son:

Repaso 1: Dos días después de haber pasado los apuntes a limpio.

Repaso 2: Cinco días después del primer repaso.

Repaso 3: Siete días después del segundo repaso.

Repaso 4: Diez días después del tercer repaso.

Si necesitas más de 24 días para preparar tu examen la secuencia de días que puedes dejar hasta el siguiente repaso sigue así: 12, 15, 17 y 20 (es cíclico).

Si sigues esta secuencia nunca vas a dar tiempo a tu memoria a que olvide nada. Además, si lo apuntas en un calendario los días que tienes que repasar podrás tener tu mente mucho más organizada. Esta fue la forma (de un modo mucho más condensado) que yo usé para poder aprobar en una semana.

Formas de estudiar siendo un mal estudiante

Una vez tienes todo lo de arriba claro debes estudiar bien. Da igual que tengas el mejor coche del mundo si no tienes ni idea de conducción. Para aprobar o sacar buena nota pasa lo mismo. Sin embargo a diferencia de con los coches a la hora de estudiar a cada uno le funciona mejor una u otra cosa. Por ejemplo, mi mejor forma de estudiar es narrar en voz alta como si fuera una conferencia todo lo que aprendo mientras ando. Si no lo hago en voz alta o no ando por alguna razón no se me queda.

En otros casos hay quienes hacen esquemas, mapas mentales o cuadros sinópticos. Algunos hacen relaciones entre conceptos para poder enlazar temas. Hay quienes utilizan técnicas de nemotecnia para poder memorizar muchos conceptos a la vez y hay otros que su mejor forma es repetir una y otra vez lo mismo. Aquí te doy muchos ejemplos de cosas que funcionan pero en este caso, en la forma de estudiar, tienes que buscar la tuya propia. Aunque, exceptuando en ciertos casos, es fundamental que comprendas y entiendas todo lo que estudies y, un truco que yo uso, cambies las palabras complicadas que no entiendas por sinónimos más asequibles. En definitiva, que tus apuntes sean un reflejo de como escribes tú ya que tu cerebro está acostumbrado a tu lenguaje y podrá estudiar mucho mejor.

Retazos:

¿Te ha sido útil?. Por favor hazme saber en los comentarios sobre qué te gustaría leer más.

Ve a por buena nota. Si te tomas en serio estudiar y usas todo lo que está en este post vas a sacar muy buena nota. Eso sí, esto requiere mucha dedicación. A mi no me gusta estudiar, me gusta aprender, pero soy tan fan de los métodos de organización que al final saco lo que me propongo sacar. Busca tu motivación porque es fundamental en tu trabajo (porque ser estudiante es un trabajo).

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.