Organiza tu año en 12 semanas

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369

calendario

Siempre he sido muy fanático de las formas de organizar tu vida. Hay formas buenas, otras malas y, unas pocas, que te dan una gran ventaja sobre los demás. Esta es una de ella.

Tu estado mental es fundamental a la hora de organizar cualquier parte de tu vida y por eso es tan brutalmente bueno este método. Vamos a verlo.

Se ha descubierto científicamente que las personas somos muy malas organizando cosas a largo plazo. Los plazos en las empresas, en clase, o en la vida no se cumplen por esto mismo. No somos buenos poniéndonos fechas. Pero… ¿y si cambiáramos eso?.

¿Y si en vez de 12 meses en un año hubiera solo 12 semanas?. Piénsalo. Algo que piensas hacer en diciembre está muy lejos y acabas dejándolo pero algo que tienes que hacer en 12 semanas te da un sentimiento de urgencia. Y tener ese sentimiento de urgencia es lo que hace que tus planes salgan según lo previsto.

1. Piensa en lo que quieres. No puedes organizar tu vida si no sabes qué es lo que quieres. ¿Cómo quieres que sea este año?. ¿Qué hace falta para que lo consigas?. ¿Qué harías cada una de las 12 semanas para conseguirlo?.

2. Crea tu plan. Tienes 12 semanas así que rellena cada semana con lo necesario. ¿Te acuerdas del artículo sobre la constancia?. Trocea lo que quieras conseguir para que no te parezca demasiado, no te agobies y te de tiempo.

3. Aguanta tu plan y mejóralo. Todo el mundo hace planes y pocos lo cumplen. Ya sea por pereza, por falta de tiempo o por lo que sea se dan cuenta que al final su plan se deshace. Aquí es cuando tienes que preguntarte a ti qué es lo que falla y cómo lo puedes cambiar. ¿Menos cantidad de trabajo cada día?. ¿Centrarte más?. ¿Trabajar con alguien?. Tu objetivo número uno es cumplir el plan cueste lo que cueste.

4. Sigue con la mentalidad 12 semanas. Si tienes que cumplir algo en tres meses piensa que son tres semanas. Si tienes que cumplir algo en un mes piensa en una semana. ¿Notas la urgencia?- ¿Notas el tener que ponerte las pilas ya?. Esa sensación es la que necesitas para seguir y no rendirte. Mentalízate realmente de que son 12 semanas y no 12 meses.

5. Siéntete orgulloso. Enorgullecerte de tu trabajo es la mayor motivación que hay. El saber que eres capaz y de que nadie te ha ayudado es lo que hará que quieras seguir, seguir y seguir. Así que cada vez que consigas algo, prémiate. Verás como la falta de ganas se acabará yendo día a día.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.