Puedes estar equivocado

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
moneda

Todos los problemas que tengas se basan en cara o cruz. Cara: confías en tus decisiones; Cruz: no confías en tus decisiones. Pondría un euro pero son tan feas las monedas europeas…

Tiempo de lectura de este post: 3-6 minutos.

Hay una fina línea que durante mucho tiempo, y cuando digo mucho tiempo digo mucho tiempo, me rompía la cabeza. Esa fina línea es la que divide la cabezonería mal dirigida y la inseguridad más detestable. Si crees demasiado en tus ideas, no cambias de parecer y estás equivocado… puedes acabar en la mierda. Si no crees en nada y siempre desconfías… puedes acabar en la mierda. La fina línea que separa ambas partes es la única que no provoca que acabes apestando. Y conseguir mantener el equilibrio ahí… es bastante difícil.

Vale, supongamos que tenemos unas ideas sobre la vida, sobre el dinero, sobre el amor, sobre cómo arreglar el coche o sobre lo que sea. ¿Son buenas nuestras ideas o no?. ¿Confiamos en nosotros y arriesgamos o buscamos algo mejor?. Por mucho que te lo preguntes no vas a saber la respuesta. Siempre va a sentir esa incertidumbre. Ese no saber si estás haciendo lo correcto. O también puede que siempre esté esa soberbia. Ese creer que siempre tienes la razón y que el resto se equivoca.

A mi me da igual como pienses. Yo solo quiero darte la mejor forma de pensar para que salgas beneficiado.

Mente abierta… a veces.

Como yo no tenía ni idea de esto me fui a leer a los que saben. Gente que se dedica a analizar a la gente que toma decisiones y las cataloga en dos grupos: los que saben tomar buenas decisiones y los que no. La gente que tomaba buenas decisiones (esto es estadística, por lo que no es un método infalible, simplemente te asegura un porcentaje más alto de lo normal) en cualquier ámbito tenían en común lo siguiente.

Escuchan a los que saben. De esto ya he hablado en otro artículo pero hay que recordarlo para que nunca se olvide. Si hay otra gente que le está yendo bien y a ti mal. ¡Escúchalos!. Da igual lo mal que te caigan, da igual lo mucho que odies no llevar la razón y da igual todo. Se listo y escucha a la gente que le está yendo bien. Algo tendrán ¿no?.

Están dispuestos a escuchar ideas locas. Esto me llamó la atención. La gente que tomaba buenas decisiones tenía en común que escuchaba ideas locas, ideas poco comunes, ideas raras, ideas freaks…

Pero no siempre las toman en cuenta. La gente que toma buenas decisiones es capaz de escuchar ideas locas sin que le impregnen y convenzan porque sí. Pueden verlo todo desde lo alto, desde un sitio que hace que no les afecte ni para bien ni para mal lo que escucha y desde donde puedan pensar con claridad.

Están muy seguros de ellos mismos. Ellos no están seguros de sus ideas pero sí de ellos mismos. Esto quiere decir que confían mucho en que sabrán diferenciar una buena idea de una mala gracias a lo que aprendieron de la gente que sabe y que si eligen mal sabrán solucionarlo.

Miran con perspectiva. Tienen una idea, la ponen en marcha durante algún tiempo, se olvidan durante otro tiempo y después miran. ¿Has leído tus deberes de hace años?. Yo sí. Y no entiendo cómo podía escribir de esa forma tan… tan… tan poco yo. A eso se le llama perspectiva. Por mucho que creas que estás haciendo algo bien, esperar algún tiempo y volver a mirar puede hacer que te des cuenta que estabas equivocado. La perspectiva lo da todo.

Retazos:

¡Comenta!. Lo que más me ayuda a saber qué os gusta más y menos es sabiendo vuestra opinión. No te cortes, es totalmente anónimo.

El día que… El día que te creas más listo que el resto, la cagarás. El día que te creas más tonto que el resto, la cagarás. Me encanta esa frase.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.