Regresa al pasado: Mándate una carta a ti mismo

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369
Tema: Mejora Personal, No seas Imbécil

carta

En el 2032 recibiré una carta que ya ni recuerdo lo que dice y que espero con ansias.

Tiempo de lectura de este post: 2-4 minutos.


Es alucinante lo que uno podría aprender de uno mismo mirando atrás si tuviéramos buena memoria. Podemos recordar hechos, sentimientos o acontecimientos pero nunca nos acordamos de nuestros pensamientos.

Desde 2006 he tenido de alguna u otra forma un blog, twitter, facebook, foro o forma de expresarme. Cuando lo repaso cada cierto tiempo, me doy cuenta de la de imbecilidades que he dicho, las faltas de ortografía que he cometido y las formas que he usado. Es un golpe de modestia brutal que me doy de vez en cuando para darme cuenta de lo imbécil que era antes pero también es una forma de darme cuenta de ciertos orígenes y raíces de mi personalidad que aparecen siempre. Regresar al pasado es la mejor forma de conocerte realmente. Te voy a enseñar tres formas para que en un futuro regreses al pasado y puedas corregir tus rasgos imbéciles. Elige que nivel (Principiante, Medio o Avanzando) crees capaz de cumplir y ponte manos a la obra.

El paquete para el futuro (Avanzado)

Siempre he odiado llevar un diario contando mi vida sin embargo ese es uno de los pensamientos más imbéciles que me han acompañado. Un diario como tal no es interesante sin embargo un registro de tus pensamientos si lo es. Coge un cuaderno y empieza a escribir sobre lo que te gusta, lo que no te gusta, lo que te indigna o lo que te maravilla. Intenta al menos escribir una página todas las semanas y ante todo no pierdas la constancia. No escribas para nadie más que para ti. Este es tu registro de pensamientos. Debes hacer esto durante 3 meses (12 semanas, 12 páginas), cuando lo tengas envuélvelo como si fuera un paquete que enviar por correo.

La gran carta desde el pasado (Medio)

Coge unos cuantos folios (más de tres) y ponte a escribir una carta sobre la actualidad. Escribe sobre la actualidad política, económica, musical y televisiva (son ejemplos) pero también sobre tu vida personal y como lo estás pasando en estos momentos. Habla sobre tus miedos, tus deseos y tus pasiones. Debes rellenar al menos cuatro páginas así que es mejor que seas muy detallista en tu escritura. No pares hasta que no creas que has contado todo lo que tenías que contar sobre tu vida actual y una vez hecho coge un sobre y ciérralo a cal y canto.

La misiva presente (Principiante)

Coge un folio y escríbete a tu ‘yo futuro’. Pregúntate como le van las cosas y si ha conseguido ese trabajo que tanto deseabas, esa pareja que tanto amabas o si por fin escaló el Everest. También cuenta brevemente como es tu vida y que cosas te han pasado últimamente, hazlo como si a un amigo se tratase. Al acabar, firma la carta y guárdala en un sobre.

Envió al futuro

Una vez tengas tu mensaje para el futuro pon una fecha. Elige entre recibir la carta dentro de 10 años, 15 años o 20 años y pon la fecha bien grande en el sobre/paquete. Busca un cajón, una caja o un lugar que sepas que durante los próximos años vas a tener la certeza de saber lo que tienes ahí y mete ahí tu mensaje del futuro. Cuando llegue la fecha, dentro de muchos años, podrás sonreír y tener una radiografía de tu ‘yo actual’. Te aseguro que eso te ayudará mucho a saber quien eres realmente.

.

Retazos:

¿Te ha sido útil?. Por favor hazme saber en los comentarios sobre qué te gustaría leer más.

Noseasimbecil.com es un lugar donde tienes que hacer cosas. Cambiar tu vida a mejor y dejar de ser imbécil pasa por tomar acciones. No quiero saturarte poniéndote deberes como si esto fuera el colegio pero si me gustaría que hicieras estas pequeñas acciones que mejoran brutalmente tu vida.

Si no crees que puedas aguantar 10 años esperando una carta piensa que si hace 10 años te hubieras escrito esto ahora sabrías como eres realmente.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.