La técnica millonaria para conseguir lo que quieras

Escrito a mano por Vic Blázquez

SIN LA REGLA 369

Este artículo forma parte del blog antiguo y por eso no sigue la regla 3·6·9

Puedes comprpobar la diferencia leyendo el nuevo blog.

Descubre la regla 369

starninja

El otro día leyendo una entrevista, un muchimillonario explicó que tenía una técnica millonaria y perdí su nombre. Intenté memorizarlo y pensaba que se llamaba Luka Djükivilshe pero cuando me he puesto a buscarle en Google ninguna combinación ha dado resultado. Dejémoslo en Luka.

Luka es el segundo hombre en Rusia con mayor número de propiedades en el mundo. Se ha hecho millonario y conocido en el sector por convertir pisos, apartamentos y casas en la ruina en lugares increíbles. Compra algo que no vale nada, lo convierte en algo precioso y lo alquila/vende ganando dinero. Eso a ti y a mí no nos sirve de mucho pero ¿y si él tuviera una técnica millonaria que puedes usar en lo que quieras? Aquí la tienes.

The Ninja Star Method, la técnica millonaria

Odio los nombres raros, en inglés y con intento de filosofía japonesa, pero Luka llama así a su técnica. Al igual que una estrella ninja japonesa, este método tiene 5 puntas o 5 partes y sirve para conseguir lo que te propongas. Todo.

1- Escribir lo que quieres. Luka cuenta que lo primero que tienes que hacer es saber lo que quieres pero de una forma detallada y apuntarlo. Imagina que lo que quieres es hacer deporte. No vale con escribir “quiero hacer deporte”, hace falta escribir “quiero correr cada día 30 minutos y conseguir correr una maratón en Enero de 20…”. Cuanto más detalle, mejor.

2- Ir de menos a más. Por muy grande que sea tu reto debes hacerlo de forma progresiva. Si quieres correr una maratón no puedes empezar corriendo 4 horas. Empieza por 1 y acaba por 10. Porque lo importante no es conseguirlo rápido sino conseguirlo.

3- Marcar mínimos. Cuando tengas tu objetivo claro, divídelo en dos. Por un lado el objetivo tal cual y por el otro el objetivo mínimo. En nuestro ejemplo, tu objetivo tal cual es el de correr cada día 30 minutos. Tu objetivo mínimo sería, por ejemplo, correr 5 minutos a máxima velocidad. Los días en los que no te apetezca cumplir tu objetivo, podrás cumplir tu objetivo mínimo sin remordimientos.

4- Construir la cadena. Imagínate una cadena de hierro. Cada eslabón es un día cumplido. Tu misión es crear la cadena más grande posible. Si un día no cumples tu objetivo, la cadena se rompe y tienes que volver a empezar. ¡Ah! y recuerda que tienes un objetivo mínimo para no poder ponerte excusas.

5- Ten una alarma. La gente que cumple sus objetivos suele tener una alarma. Una alarma es algo que te avisa de que empieces con tu objetivo diario. Por ejemplo, hacer deporte después de venir de trabajar es una alarma. Siempre que vuelvas de trabajar, cumplirás tu objetivo. Es la mejor forma de olvidarte de los horarios y vencer la pereza.

Para hacértelo más fácil

En la entrevista Luka habla de que el utiliza una especie de hoja donde pone sus objetivos. Esa hoja tiene un diseño especial y yo he creado para ti una versión lo más parecida posible. Según él, con esta hoja vas a aumentar por 5 las posibilidades de que consigas cumplir tus objetivos.

Ya que quiero que este artículo llegue al máximo número de personas posibles la mejor forma de conseguirlo es que, por cada persona que descargue este diseño, otra persona se entere de que existe. Y como todo es gratis, y no hay nada oculto, nadie pierde nada.

Justo debajo de este párrafo hay tres botones para compartir este artículo, en cuanto lo hagas (solo funciona con esos botones), se mostrará el enlace para descargar el libro. Sin trampas, sin tonterías.

[sociallocker] Puedes descargarte el diseño en PDF para imprimir desde el siguiente enlace: Diseño de la técnica millonaria [/sociallocker]

¡Ya está!

Si ya tienes el diseño de la técnica millonaria para cumplir objetivos ya lo tienes todo. Ahora solo te falta ponerte y no romper la cadena. Espero que te sirva mucho.

Mándame un mensaje

En este blog no hay comentarios. Cada semana contesto por email los mensajes que me enviáis con un café y una sonrisa.